Los últimos días de 2021 están aquí y todos estamos ansiosos por celebrar la víspera de Año Nuevo y dar la bienvenida al 2022. Un nuevo año es un momento importante para la reflexión y la renovación, y hacer propósitos saludables para el Año Nuevo forma parte de ello. Pero, ¿qué pasa si has intentado dejar de fumar, perder peso o ahorrar dinero en el pasado, solo para encontrarte nuevamente en el punto de partida en febrero? El problema no es que no te hayas esforzado lo suficiente, sino que tal vez tus porpósitos son demasiado vagos. Al final del día, simplemente no está claro qué se supone que debes hacer para lograrlas. Sabes que necesitas cambiar tu rutina diaria y seguir una dieta saludable, pero de alguna manera sigues volviendo a las viejas costumbres. Aquí hay 6 simples estrategias que te ayudarán a cumplir tus propósitos este año.

Decide lo que Realmente Quieres

Lo primero que debes hacer para crear un propósito exitoso de Año Nuevo es decidir qué es lo que realmente deseas. Tal vez busques alcanzar un peso corporal saludable, dejar de fumar o dejar la comida chatarra. Sea lo que sea, debes saber qué deseas antes de decidir cómo obtenerlo.

Escribe tus propósitos

A menudo, no hay un camino bien definido para llegar allí y ese es el problema. Independientemente de la ruta que sigas, muchas personas encuentran que implementar una nueva rutina diaria es mucho más difícil de lo que esperaban. Decide qué es exactamente lo que quieres lograr. Una vez que hayas decidido tu objetivo específico, usa ese objetivo como guía para todas tus metas futuras. Tu capacidad para actuar será fundamental para determinar qué tan bien o mal lo harás.

Come Sano

Quizás la pérdida de peso o la mejora de tu salud sean tus principales objetivos. Uno de los propósitos de Año Nuevo más comunes es estar más saludable. Puede parecer una tarea imposible, pero hay cambios simples que puedes hacer en tu vida que pueden marcar una gran diferencia.

Propósito de año nuevo: comer sano

Las investigaciones sugieren que alrededor del 74% de las personas están decididas a realizar un cambio en su estilo de vida, como perder peso, dejar de comer comida rápida o aumentar la actividad física. Sea cual sea tu peso corporal, consulta siempre a tu médico antes de embarcarte en un nuevo régimen de salud. Con enfermedades cardíacas y cáncer en aumento, nunca ha habido un mejor momento para comenzar a comer de manera más saludable.

Alimentos saludables

Una de las formas más sostenibles de mejorar tu salud en general es comer más alimentos integrales. Los alimentos integrales, que incluyen proteínas, verduras, frutas, nueces y semillas, contienen todos los nutrientes que tu cuerpo necesita para funcionar a un nivel óptimo. Tu cuerpo te lo agradecerá. Uno de los beneficios adicionales de comer sano es que cuando te llenas de cosas buenas, ya no tienes espacio para desear lo dañino. Los alimentos nutritivos te dejan sintiéndote satisfecho y lleno.

Establece Metas Realistas

Las investigaciones muestran que para mantenernos al día con las propósitos de Año Nuevo debemos fijarnos metas realistas. Está muy bien anunciar que este año vas a correr el maratón de Nueva York, pero ¿tienes siquiera un par de zapatillas para correr? ¿Cuándo fue la última vez que corriste? Puede haber una tendencia a sobreestimar lo que realmente somos capaces de hacer, lo que en última instancia significa que, sin saberlo, nos enfilamos al fracaso.

Hombre en la montaña viendo al horizonte

Quizás has intentado dejar de fumar muchas veces y has fallado, pero te dices a ti mismo que este año será diferente. Las investigaciones han demostrado que reducir gradualmente un mal hábito y reemplazarlo por otra cosa es mucho más efectivo que dejarlo de golpe. ¿Por qué no apuntar a reducir poco a poco tu consumo durante los próximos meses en lugar de saltar al fondo? Se necesita tiempo para desarrollar nuevos hábitos, así que permítete la gracia de incorporar gradualmente nuevos estilos de vida que te acompañarán en los años venideros.

Haz Ejercicio

Los propósitos de acondicionamiento físico de Año Nuevo están diseñados para ayudarte a realizar cambios positivos en tu salud. Lamentablemente, muchas personas se dan por vencidas después de algunas semanas o meses porque la vida se vuelve ajetreada y les resulta difícil mantenerse al día con su nueva rutina. El ejercicio es una de las principales formas de mejorar la salud en general. Primero, elige una actividad que disfrutes. Si no es fácil o agradable para ti, será difícil convertirla en un hábito a largo plazo.

Propósitos saludables de año nuevo

Por ejemplo, si odias el gimnasio, pero te encanta nadar, averigua si hay una piscina local donde puedas nadar después del trabajo unas cuantas veces a la semana. Muchos centros comunitarios y gimnasios son lugares donde puedes ir a nadar bajo techo en invierno. Si tienes un horario ocupado por la noche, haciendo malabarismos con los niños y las tareas del hogar y no tienes tiempo para hacer ejercicio, sal a trotar antes del trabajo. Si correr te parece demasiado exagerado en este momento, puedes establecer una meta realista y dar una caminata rápida diaria, lo que te ayudará a quemar calorías y perder peso.

Cuidado Personal: Sí, ¡Lo Vales!

Para las personas con horarios ocupados, tomar la decisión de dedicarse al cuidado personal puede parecer imposible. Lo creas o no, la inversión vale la pena. Tomarte un tiempo para ti mismo no es egoísta. De hecho, es imperativo para mejorar tu salud y bienestar.

Mujer dándose un baño

Esto es especialmente cierto para aquellos con horarios ocupados y tiempo limitado. Crear una rutina diaria de autocuidado puede requerir cierta preparación, pero vale la pena. No tiene por qué ser complicado ni llevar mucho tiempo.

Leer un libro por la mañana

Empieza poco a poco si es necesario. Dedica 10 minutos cada día a algo que sea bueno para ti. Podría ser leer un libro con tu café matutino, apagar el teléfono durante media hora y observar los pájaros afuera mientras desayunas. Una vez que se convierta en rutina, agrega más tiempo u otra actividad a tu día.

Incorpora Prácticas Relajantes

La salud mental es tan importante como la salud física. Ya sea que tengas práctica en la atención plena o no, no olvides tomar un tiempo para ti. Es bueno para el equilibrio entre el trabajo y la vida personal, mejorará tu sueño y puede ayudarte a lograr tus objetivos generales de salud. Comienza con algunos ejercicios de respiración simples, una meditación guiada o usa tus canciones favoritas para relajarte.

Lo mejores propósitos saludables incluyen meditar

Las investigaciones sugieren que la meditación es una de las formas más exitosas para promover el bienestar mental. En esta era con altas tasas de ansiedad y depresión, todos necesitamos un poco de paz. Las personas con ansiedad o depresión pueden encontrar la meditación especialmente útil. Este es un propósito perfecto de Año Nuevo para aquellos que buscan una manera de incorporar más equilibrio en su vida cotidiana.

Comer saludable como propósito de año nuevo

Adopta prácticas como comer conscientemente en cada comida. Apaga la televisión, deja los dispositivos a un lado y concéntrate únicamente en la deliciosa comida que tienes frente a ti. Te sorprenderá cuánto más la saborearás. Tu digestión te agradecerá también por permitirle moverse a su propio ritmo natural.

Aunque la mayoría de los propósitos de Año Nuevo se abandonan después de unas pocas semanas, los propósitos saludables enumerados anteriormente pueden ayudarte a realizar cambios sostenibles en tu salud física y emocional de por vida.

Una relación más saludable con la comida, más cuidado personal y mejorar tu salud mental son cosas sustentables. Este año, ¿por qué no comprometerte con estos propósitos? Con el tiempo, pueden mejorar drásticamente tu salud de varias formas.