En México, Día de Muertos es un día festivo anual que ocurre justo después de Halloween, el 1 y 2 de noviembre de cada año, para honrar a los muertos.

En la época prehispánica, cuando alguien moría era envuelto en un petate y enterrado. El nombre “petate” proviene de la palabra náhuatl petlatl, que significa “estera tejida”. El petate se teje con fibras de palma de petate. Luego del entierro, los familiares organizaban una noche de celebración para guiar al difunto en su camino hacia el Mictlán, palabra náhuatl que significa lugar del descanso eterno de los muertos.

La UNESCO declaró el Día de Muertos como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en 2008, debido a su importancia y trascendencia cultural, afirmando el papel del individuo dentro de la sociedad y reforzando los sistemas de creencias indígenas.

¿Qué es el Día de Muertos?

El Día de Muertos es una celebración para honrar la vida de familiares y amigos que ya no están con nosotros; es el único día del año en el que se cree que los espíritus pueden cruzar a la tierra de los vivos para reencontrarse con sus seres queridos. Es un día para recibir la visita del alma de los difuntos.

Altar de día de muertos con calaveras de azúcar

No es una ocasión triste, al contrario, es una fiesta que celebra a los que se fueron y los recuerda con alegría.

Este día, los miembros de la familia se reúnen en las tumbas y crean altares sobre la lápida (o en casa) con ofrendas para los muertos. Los artículos ofrecidos incluyen pan de muerto y calaveritas de azúcar ,para alimentar el alma del difunto. Las tumbas son decoradas con flores de cempasúchil color amarillo brillante, fotos del ser querido y sus comidas y bebidas favoritas para honrarlo.

La leyenda dice que una vez al año, nuestros difuntos regresan para celebrar con nosotros. Se cree que las ofrendas alentarán la visita de las almas de los difuntos para escuchar las oraciones que se dicen por ellos, oler la comida y unirse a la celebración.

El Día de Muertos es una festividad poco común para celebrar la vida y la muerte. No es una fiesta de luto, sino una celebración.

¿Cuándo es el Día de Muertos? 

El Día de Muertos en México dura dos días, el 1 y 2 de noviembre. En los Estados Unidos, las familias mexicanas suelen celebrar la festividad el 2 de noviembre. El 1 de noviembre se rinde homenaje a los bebés y niños fallecidos. Y la leyenda dice que también los espíritus de todos los niños fallecidos regresan para reunirse con sus familiares y amigos durante 24 horas.

Para inspirar a los niños a la visita, las familias hacen un altar conocido como “ofrenda” y lo decoran también con flores de cempasúchil, dibujos, una calaverita de azúcar con el nombre del niño y su comida y juguetes favoritos. Al día siguiente, el 2 de noviembre se celebra el día de los difuntos adultos y de todos los muertos.

La decoración y celebraciones cambian a un tema más adulto a la medianoche del día siguiente, con alcohol y atole, para honrar a los fieles difuntos. Las familias tocan música, bailan y cantan juntas mientras recuerdan a sus seres queridos y comparten historias sobre ellos.

¿Qué Sucede el Día de Muertos?

Las personas y los turistas se reúnen en sus ciudades o viajan a las principales ciudades como la Ciudad de México, que se viste de colores con hermosas ofrendas. Incluso hay un desfile increíble llamado Festival de las Calaveras que se lleva a cabo en el Zócalo de la Ciudad de México, que inspiró la escena inicial de la película de James Bond Spectre.

Oaxaca, Veracruz y Puebla celebran con fantásticos desfiles, fiestas, ofrendas, mucha comida y mucha emoción. Niños y adultos se pintan la cara de calavera para desfilar por las calles. Las visitas al cementerio son típicas del segundo día, cuando las familias decoran las tumbas y a menudo pasan la noche conviviendo en el panteón. Como es costumbre, al día siguiente limpian la lápida.

Son un par de noches llenas de risa, amor, comunidad, comida, bailes, eventos, desfiles y recuerdos divertidos.

Hay dos Cosas Importantes que Debes Saber…

Primero, el Día de Muertos se celebra en México, ¡pero también tiene lugar en todo el mundo!

Hay una celebración llamada Día de Todos los Santos que muchas comunidades religiosas celebran al mismo tiempo que el Día de Muertos. Todas son ocasiones para honrar a los seres queridos fallecidos.

¡Pero el Día de Muertos es único en sus tradiciones!

Ofrenda de día de muertos

El hermoso ritual de crear altares con velas encendidas para guiar a los espíritus a casa; al igual que el aroma de las caléndulas, consideradas símbolo de vida y muerte; el uso de calaveras de azúcar para recordarnos que la vida es dulce, y los trajes artesanales de Catrinas, todo contribuye a celebrar la memoria del fallecido, que privilegia el recuerdo sobre el olvido.

Y no podemos olvidar el significado de entender la vida y la muerte. Nunca sabremos lo que podría pasar mañana, en un día, en una hora…

Por eso, esta fiesta simboliza que debemos estar siempre presentes en lo que hacemos con nuestra familia y amigos, y disfrutar de este breve pero increíble viaje.

Y segundo, el Día de Muertos no es el “Halloween mexicano”…

Estados Unidos tiene el Halloween que comenzó como un festival celta donde la gente encendía hogueras y se vestía para protegerse y ahuyentar a los fantasmas. El 31 de octubre se ha convertido en una tradición en la que los niños se disfrazan y salen a pedir dulces. Las familias decoran sus hogares con telarañas, murciélagos y otras decoraciones temáticas.

A veces se confunden debido a la época del año, pero las creencias sobre la vida después de la muerte son muy diferentes.

Ahora ya sabes de qué se trata esta hermosa celebración.